Metiéndose con un motorista hasta que le inflan las narices.

Aparentemente el «peatón» va un poco borracho y no se le ocurre otra cosa que pegar patadas al motorista que pasa, y no contento con darle una va detrás a ver si le mete otra. Como no puede ser de otra manera, el motero pierde la paciencia y baja de la moto a repartir amor…


Chapuzas Extremos 10 Divertidos MEMES Los memes del día