Cuando te gusta buscar problemas

Cuando te gusta buscar problemas 1

Ha ocurrido en Pontevedra, en un control rutinario de drogas y alcohol, y lo más sorprendente es que el joven protagonista de la historia había dado negativo en el test y cuando el policía le indica que puede continuar su camino es cuando le suelta el “si me frotas los huevos te concedo tres deseos”.
Como te puedes imaginar, al momento le dicen que se baje del coche y lo detienen por una falta de respeto a la autoridad que le puede acarrear una multa y hasta tres meses de cárcel.